Cómo superar una separación

Cómo enfrentar una separación

El divorcio y la separación marcan el fin de una relación de pareja, que alguna vez compartió la intimidad y buscó ser dos partes de uno mismo. Pero que todo haya terminado no significa que tus ánimos deban recorrer el camino de la depresión y soledad. Es hora de sobreponerse a este dolor, y seguir adelante con tu vida.

Dile adiós al pasado

¿Hace cuánto tiempo te divorciaste o están separados? Esta pregunta es por demás interesante. Si te sientes mal, abatido/a y triste, párate frente al espejo y di en voz alta la respuesta a esa pregunta. Ese tiempo que digas (semanas, meses... o años) es el que llevas sin querer mejorar, lamentándote por una situación que ya no existe y no puedes cambiar.

Cuando algo se termina solemos considerarlo mejor que lo presente. Alguien muere y sólo pensamos en sus virtudes, olvidando esos defectos que, en vida, provocaron un distanciamiento. De igual modo, una pareja se termina y comenzamos a extrañar todo lo bueno que compartíamos, las cosas que pasamos por alto, los detalles que subestimamos. Pero hay una verdad insoslayable: hubo cosas que nos alejaron, que provocaron peleas, que no nos hicieron bien... y es por eso que la pareja terminó. ¿Las recuerdas? Si no es así, deberías, para poner en perspectiva todo el panorama y evitar la idealización.

Concentrarte en lo bueno del pasado no sólo te impide ver lo malo del pasado, sino que te bloquea ante lo bueno del presente. El pasado está atrás, ya se ha ido, hagamos lo que hagamos, incluso si volvieras a formar pareja con esa persona, no podrás recuperar el pasado, sino que irás creando nuevo presente.

Mi ex rehízo su vida

¡Pues enhorabuena! Esas son buenas noticias para ambos. Tu ex ha encontrado nuevamente el amor y el bienestar. Si en verdad alguna vez lo quisiste, entonces no debes sino alegrarte por su nuevo bienestar. Tu ex ha tenido la buena fortuna de abrir el corazón al amor otra vez, y eso no es más que una señal de que tú también puedes hacerlo.

Piensa en tu pasado, en tu adolescencia. Tuviste esas parejas que sólo perduraban semanas. Mientras tanto, sentías que era un amor puro y eterno, pero cuando la relación finalizaba sentías que tu mundo se terminaba con ello. Pasaban unos días y encontrabas a un nuevo amor en quien concentrarte, mejor que el anterior, con quien compartías nuevas cosas. De pronto tu primera pareja quedó en el olvido, ni siquiera te duele ya la separación. Pues así es la vida adulta también.

Reconócete como capaz de volver a encontrar el amor. Ahora tienes la oportunidad de conocer a alguien, de volver a sentir mariposas en la panza, de emocionarte en cada encuentro y comenzar a diseñar una nueva vida, de la mano de una persona que te hará sentir, con fortuna, cien veces más feliz.

Deja el pasado atrás, experimenta el dolor para aprender de ello y no volver a cometer los mismos errores, pero con el corazón abierto a probar, aprender y rehacer tu vida con nuevos encuentros: amistades, familia y pareja, todo a su debido tiempo, y sólo cuando tu corazón esté preparado y dispuesto.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo superar una separación, te sugerimos que visites nuestra sección Familia y relaciones.

Esta nota te fue útil?

0 valoraciones. El 0% dice que es útil.