Cómo lograr que tu marido ayude en casa

Cómo repartir las tareas del hogar con tu marido

A pesar de estar en pleno siglo XXI, aún perdura en muchas casas la "tradición" de que sea la mujer la que carga con todas las labores hogareñas. No obstante, el hombre también sabe realizar la mayoría de quehaceres domésticos sin grandes problemas (y si no, se le enseña cómo), por lo que hoy vamos a ver varios consejos y trucos para hacer trabajar un poco más a tu marido en casa.

Realizar una lista de quehaceres domésticos

El primer paso es anotar en una lista todo lo que se necesita hacer en casa durante la semana: poner la lavadora, sacar la basura, cocinar, limpiar los muebles, las ventanas, sacar la basura... Cualquier actividad, apúntala. Acto seguido, etiquétalas según su dureza en tres niveles (bajo, medio, difícil), dependiendo de su dificultad y lo que tardas en hacerlas.

Con la lista en la mano, es hora de enseñársela a tu marido y realizar en conjunto un reparto más o menos equitativo de las labores del hogar. Debes también tener en cuenta el trabajo laboral tanto tuyo como de tu pareja; no es lo mismo trabajar a media jornada en una oficina que de albañil a jornada completa.

Cómo convencer a tu marido para que ayude en casa

El primer paso para lograr que tu marido te ayude en las tareas hogareñas es... pedirle que lo haga. Parece obvio, pero muchas mujeres que se quejan de falta de ayuda son de hecho las que nunca piden por ella. No tengas miedo de hablar con tu pareja, enseñarle la lista, y proponerle varias tareas, o bien que él te comente cuáles son las que realizaría mejor y con más ganas. No conviene realizar reproches o hacerle notar que la mayoría de cosas las has estado haciendo tú; es más recomendable afrontar la situación como un nuevo cambio y una oportunidad para él de ayudar en casa, que al fin y al cabo también es suya.

Todo este tema es mejor hablarlo de forma tranquila, después de pasar un buen día y no cuando hayan discutido o existan otros eventos que podrían distraer la atención (un partido de fútbol, por ejemplo).

Ventajas de hacer las tareas del hogar de a dos

Muchas de las tareas del hogar pueden ser abordadas en pareja, en equipo. Esto tiene dos componentes positivos: primeramente, se tarda menos y se dedica menos esfuerzo al unir fuerzas, y segundo, constituye un factor de motivación y apoyo mutuo importante. Además, no importa que hagan la misma tarea. Por ejemplo, después de que uno haya barrido el suelo de una habitación, el otro puede ir fregándola y esperar a que esté limpia la siguiente.

Por último, ten mucha paciencia. Si tu marido se ha pasado años sin ayudar demasiado en casa, proponerle de la noche a la mañana que empiece a echar una mano es un cambio importante que necesita ser asimilado.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo lograr que tu marido ayude en casa, te sugerimos que visites nuestra sección Familia y relaciones.

Esta nota te fue útil?

10 valoraciones. El 80% dice que es útil.