Cómo evitar robos en cajeros automáticos

Cómo usar un cajero automático de forma segura

En otro artículo conocimos las medidas de seguridad de los bancos y entidades financieras, con el fin de proteger a los usuarios y a las terminales. Hoy aprenderemos algunos buenos consejos para asegurar nuestro bienestar y proteger nuestro dinero al usar cajeros automáticos (ATM), sea en entidades bancarias, financieras o en la calle.

Cómo elegir un cajero seguro

Si bien solemos evitar las multitudes al hacer transferencias de dinero, es mejor utilizar cajeros automáticos que no se encuentren aislados, en sitios poco iluminados, o en la calle (es decir, sin un cubículo de resguardo con cierre de puerta). Usa los cajeros automáticos ubicados en zonas céntricas y bien iluminadas, para poder ver lo que sucede a tu alrededor antes de salir de la terminal.

Cuando vayas a utilizar un cajero automático, prepara la tarjeta con antelación. Puedes llevarla en la mano o en el bolsillo, oculta, pero evita tener que abrir el bolso, el monedero o la billetera, en especial si hay otros usuarios o personas dentro de la terminal del cajero.

Antes de introducir la tarjeta revisa que el cajero esté en condiciones, al igual que la ranura de inserción (no debe tener marcas, golpes ni roturas). Revisa a tu alrededor, asegurándote de que no haya otras personas, cámaras u otros dispositivos que te resulten sospechosos.

Medidas de seguridad al usar el cajero automático

No aceptes ayuda de extraños si tienes dudas de las operaciones. Sólo debes consultar al personal de la entidad bancaria o financiera, y únicamente en caso de necesitar ayuda. Si notas que hay personas sospechosas o algo fuera de lugar, cancela la operación y realízala en otro momento, o en otra terminal de cajero automático.

Ya introducida la tarjeta, ingresa el código de seguridad ocultando el teclado con tu otra mano o con algún elemento, para evitar el espionaje con cámaras. También oculta la pantalla y el teclado durante las operaciones efectuadas, con el mismo motivo. Luego de terminar las operaciones, asegúrate de cerrar el uso y de retirar tu tarjeta. Si por algún motivo el cajero no devuelve la tarjeta, llama a la entidad (hay calcos con números telefónicos a la vista) o al personal del banco que esté presente, y no abandones el cajero en ningún momento.

Una vez retirado el dinero, guárdalo con disimulo antes de salir de la terminal del cajero, ya sea en tus bolsillos o en la cartera, en un sitio poco accesible, y mantenla cerca de tu cuerpo y protegida. Guarda los tickets y comprobantes impresos en el cajero, sin dejarlos a la vista, pues poseen información que no conviene que caiga en manos de inescrupulosos. Luego, si no las necesitas, podrás botar los impresos en el basurero de tu hogar, rompiéndolos antes para evitar cualquier dificultad o problema. Sin embargo, te recomendamos guardar estos comprobantes, pues pueden servirte de ayuda si hubiera dificultades con la transferencia o acción realizada.

Siguiendo estos consejos, tu acción en cajeros automáticos será más segura y estarás más y mejor protegido, tanto tú y tu integridad, como también tus ahorros y tu dinero.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo evitar robos en cajeros automáticos, te sugerimos que visites nuestra sección Familia y relaciones.

Esta nota te fue útil?

7 valoraciones. El 86% dice que es útil.