Cómo volver loco a un hombre en la cama

Cómo darle placer a un hombre en la cama

Vaya tema del que hablaremos: ¿cómo enloquecer a un hombre en la cama?.

Los hombres son seres más salvajes, más naturales, que gozan del sexo de una manera absoluta, sin frenos ni restricciones, y con la misma facilidad con la que toman una ducha. Encenderlos parece ser bastante sencillo: una forma de caminar, incluso una mirada puede lograrlo. Pero, ¿cómo hacemos para, en verdad, enloquecerlo más allá de lo que él piensa posible?

Lo volverás loco tomando la iniciativa

Solemos esperar a que el hombre sea quien lleve las riendas de la intimidad. Pero una manera de enloquecerlo es ser nosotras quienes tomemos la iniciativa. Espéralo en casa con un sexy negligé y la música de su agrado, sorpréndelo en la ducha para hacerlo juntos, cuando te quites la bata para ir a dormir, sorpréndelo con lencería erótica y una mirada de femme fatal inigualable. Estas acciones sorprenden a más de uno, y no hay hombre que se resista a la mujer que, en la privacidad e intimidad de la habitación, tome las riendas y la iniciativa.

El sexo oral nunca falla

La felatio, o el sexo oral, es un arma poderosa en lo que respecta a enloquecer a un hombre en la intimidad. Ya sea que sepas hacerlo, o que nunca lo hayas hecho antes, edúcate al respecto: a solas y con privacidad, puedes ver algunas películas eróticas (aunque te desagrade hacerlo), para aprender algunos consejos clave, como la ubicación de tu rostro, de tu lengua, y sobre cómo utilizar también tus manos en esto. El sexo oral es un placer al que ningún hombre se niega, y que los enloquece aunque sea la primera o la enésima vez.

¿Un truco sorprendente? Aprovecha los fines de semana y días no laborables para agasajar y enloquecer a tu hombre con esta actividad placentera. Algunos estudios demuestran que entre las 9 y las 10 AM la testosterona (hormona masculina), está en su pico de nivel, y es el horario propicio para sorprender a tu pareja con esta sensacional propuesta.

Sigue el ritmo del placer

A la hora del sexo todo tiene su ritmo, y su erotismo también. Pero puedes jugar con ello. Por ejemplo, si encuentras una actividad o acción que le de placer, comienza a hacerla suavemente y luego ve aumentando la intensidad, de a poco. Luego, detente algunos segundos, acariciando o mimando otra zona, y regresa a hacer la primera actividad. Ve variando el ritmo, de suave a intenso, abandonar el área, y regresar; y verás cómo comienzas a enloquecer de placer a tu pareja.

Evita la vergüenza en la cama

Dicen que la mujer ideal es la que es una dama fuera de la habitación, y salvaje allí dentro. La intimidad de la pareja no es sitio para vergüenzas. Debes recordar que estás con tu pareja, con quien compartes tu vida, tu amor y también tu cuerpo. No temas de intentar cosas nuevas, de usar lencería (aunque no tengas cuerpo de modelo de trajes de baño), de decir palabras excitantes o de hacer actividades que no dominas del todo o que nunca antes habías hecho. Anímate a proponer cosas nuevas, como juegos de roles, nalgadas, palabras obscenas, prendas de vestir especiales, e incluso juguetes eróticos.

Tu pareja gozará con estas propuestas, y en pocos minutos verás que tu pena se desvanecerá, te sentirás confiada y animada, y el placer de ambos será total.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo volver loco a un hombre en la cama, te sugerimos que visites nuestra sección Familia y relaciones.

Esta nota te fue útil?

132 valoraciones. El 92% dice que es útil.