Cómo besar con pasión

Cómo besar apasionadamente

Los besos son una bellísima manifestación de cariño y aprecio por la otra persona con la que compartes momentos únicos. Pero también pueden ser gestos apasionados que suban el tono del encuentro. Eso sí: no cualquier beso será apasionado, al menos no los que no cumplan con ciertas características.

El beso y sus significados

El contexto, es decir, la situación en la que el beso toma lugar, juega mucho al respecto de su apreciación. No es lo mismo un beso en el cine, mientras esperas a que comience la película, que un beso en un ambiente de baja iluminación, música suave, en un momento romántico y con miradas directas a los ojos.

Pero claro, no es necesario esperar a que el momento se dé por su propia cuenta. Bien puedes establecerlo tú mismo, y aplicar también algunos simples trucos y consejos que harán de tus besos los más apasionados.

Creando el clima para el mejor beso

Tú también eres parte de la situación o del contexto. Aunque con tu pareja tengan una química innegable, puedes prepararte y preparar a tu cuerpo para elevar la pasión de ese beso que diga más de lo que pueden decir las palabras.

Comienza por vestirte con algo que te siente de maravillas, que te resulte cómodo y también atractivo. Péinate de modo que tu cabello no se interponga en el camino de tus labios. Luego, prepara el ambiente: minimiza las luces para crear un clima más acogedor, pon música suave que establezca el clímax, y siéntense en el sofá, casi enfrentados pero cerca, para poder hablar y mirarse a los ojos.

Juega con su cuerpo y con el tuyo. Arrastra tus manos por sus brazos, por ejemplo, o haz breves caricias en tu rostro y en tus labios. Esto hará que tu pareja desee en verdad tu boca... pero no lo beses aún.

Cuando el ambiente sea el apropiado, excúsate y ve al sanitario para asear tu boca. Si han comido, bebido o fumado, seguramente no querrás tener aliento que no sea fresco y delicioso. Cepilla tus dientes o, si no estás en tu casa, haz buches con enjuague bucal o, al menos, con agua.

Regresa a la sala o a donde estén, mirándole a los ojos al caminar. Siéntate, enfrentando tu cuerpo al suyo, y procura no sacar nuevos temas de conversación. Despeja tu mente, para disponerte a disfrutar del momento. Luego, ve acercándote de a poco, jugando con tus dedos en su oreja o en su cabello, mientras le empujas hacia ti. Comienza el beso suave, lento, disfrutándolo a todo momento. Besa suavemente por algunos segundos, y luego eleva el nivel abriendo la boca y acercando tu cuerpo al suyo un poco más. Rodea a tu pareja con tus brazos, juega con su cabello mientras das un beso con toda la pasión.
Si te ayuda, imagina situaciones apasionadas, para que tus besos sean el reflejo de tus pensamientos.

Es importante no apresurarte, y no intentar dar el mejor beso que tu pareja haya recibido en toda su vida: esto sólo te pondrá innecesaria presión. En lugar de eso, intenta que el beso sea apasionado, amoroso, cargado de emociones, y disfrútalo en cada momento.

Tu pareja, mediante su propio beso y su lenguaje corporal, te irá indicando si vas por buen camino.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo besar con pasión, te sugerimos que visites nuestra sección Familia y relaciones.

Esta nota te fue útil?

18 valoraciones. El 67% dice que es útil.