Cómo Cambiar la Mentalidad Perdedora

Cambia la mentalidad a ganadora

Las personas que más triunfan en esta vida son las que tienen una mentalidad ganadora y una actitud valiente. Siempre hay excepciones, por supuesto, pero es más probable llegar al éxito con una mentalidad fuerte y decidida que con una que tiende a ser conservadora e indecisa.

Pero, sabiendo esta tendencia y teniendo claro que una mentalidad ganadora siempre será lo mejor, abunda más la otra, la que tiende a quedarse quieta por creer que todo es imposible. ¿A que se debe esto?

¿Por qué tendemos a sentirnos perdedores?

Simplemente, abunda la mentalidad perdedora porque es la más fácil y cómoda de escoger. El propio cuerpo humano es conformista de por vida y no es fácil mentalizarse que con una visión optimista se puede mejorar en todos los aspectos de la vida, especialmente en el plano económico y de relaciones personales.
De cualquier forma, nunca se debe criticar a nadie con una mentalidad más conformista o perdedora, pero sí que se debe animar, o al menos proponer aunque sea una vez, el cambiar su forma de pensar.

Cómo cambiar a una mentalidad optimista

Transformar una mentalidad perdedora a una mentalidad ganadora no es un proceso fácil, y dependiendo de la persona es incluso imposible. El mejor consejo es que debemos creer firmemente en nuestras posibilidades y pensar que con una actitud negativa y poco abierta a los cambios es difícil destacarse en agún aspecto, ya sea laboral, personal, espiritual, o en las metas que te propongas.

Normalmente, una persona con afán de mejorar suele estar hecha a su manera, es decir, que no le han regalado nada y se ha tenido que buscar la vida. En una sociedad como la de hoy, donde por desgracia, la gente se vuelve de cada vez más obsesiva, es muy aconsejable formar una mentalidad ganadora. Por otra parte, cambiar el pensamiento exige mucho tiempo, años normalmente, y es que de la experiencia se aprende.

Vemos por tanto que el auto-conocimiento de la persona es crucial, así como la dedicación y el esfuerzo para realizar cualquier tipo de cosas, bien sea el estudio de una carrera o la aplicación en cualquier trabajo. Una mente perdedora está poco abierta a cambios y en ocasiones no se esfuerza como debería en determinadas actividades. Además, tampoco suele arriesgar.

Resumiendo, la mentalidad ganadora se va adquiriendo a lo largo de la experiencia, aprendiendo de los fallos, y dedicándole ganas y esfuerzo.

¿Por qué cambiar la mentalidad?

Hay que tener en cuenta que no es bueno obsesionarse con pasar de mentalidad perdedora a ganadora. La idea de cambiar nunca debería ser una obsesión, y además, está por ver qué se considera una mentalidad perdedora, porque hay gente que vive feliz sin tener grandes aspiraciones y conformándose con poco.

En cualquier caso, nunca, y repetimos, nunca, se debe menospreciar a cualquier persona, elija el camino que elija. Al fin y al cabo, el objetivo en la vida de cualquier ser humano debería ser alcanzar la máxima felicidad posible, con lo que sea que tenga o haya logrado.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Cambiar la Mentalidad Perdedora, te sugerimos que visites nuestra sección Familia y relaciones.

Esta nota te fue útil?

16 valoraciones. El 69% dice que es útil.