Cómo Evitar una Pelea

Consejos para Evitar una Pelea

Por desgracia, la humanidad no siempre sabe solucionar sus problemas con las palabras, sino que a veces se recurre a la violencia física.
Seguro que alguna vez te has encontrado con que quieres evitar una agresión y no has sabido cómo calmar a los implicados. Pues bien, en esta nota veremos cómo actuar para evitar una pelea.

¿Cómo saber cuándo se está por producir una pelea?

Para reconocer un ambiente donde puede haber una pelea, la observación es tu mejor arma, aunque, en general, es fácil saber cuándo se va a iniciar una agresión, ya que uno o los dos implicados muestran signos como los siguientes (por orden temporal):

- nerviosismo
- insultos varios
- acercamiento físico desmesurado
- amenazas y pequeños empujones

Este patrón no quiere decir que siempre termine en una pelea, pero sí que tiene bastantes probabilidades.

Cómo actuar para evitar una pelea

Lo primero que debes valorar es también tu seguridad física cuando quieres calmar a alguien que quiere pelear. Lo ideal sería que conocieras a los implicados, porque seguro que sabes cómo se comportan en la vida real y cómo lo harían en una riña. En general, una persona que no es conflictiva y se muestra pacífica será más difícil que llegue a agredir, a diferencia de otra más irrespetuosa y nerviosa.

Para evitar una pelea, te aconsejamos que, antes de que se inicie la agresión, te metas directamente a hablar con alguno (o ambos) de los implicados. Recuérdale que seguramente no vale la pena que lleguen a las manos, así como las consecuencias legales que esto puede tener. Háblale al oído, y si hace falta, le puedes incluso abrazar, el contacto físico con una persona conocida puede calmar los ánimos y evitar la pelea. Asegúrale que no vale la pena y sobre todo no le hables mal ni respondas a sus malos modos, si se dan.

Hay gente que no tiene en cuenta que pegar un puñetazo a otro puede terminar en un conflicto con abogados de por medio, y unos cuantos billetes malgastados por un simple momento de enojo. Incluso, si la cosa se torna más grave, puede haber denuncias y penas de prisión. De igual forma, el que salga peor parado en la pelea también puede verse multado o penado, dependiendo de las circunstancias.

Si dos amigos tuyos son los que se intentan agredir, está muy bien que te entrometas y trates de calmarlos, ya que son dos personas que quieres y seguramente no haya motivo para que acaben de esa forma.
Por otro lado, no te aconsejamos que te metas a evitar una pelea callejera o totalmente ajena a ti, ya que primero no conoces a los implicados ni su reacción, y segundo, puedes salir dañado, tanto a nivel físico como legal.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Evitar una Agresión Física, te sugerimos que visites nuestra sección Familia y relaciones.

Esta nota te fue útil?

7 valoraciones. El 43% dice que es útil.