Cómo ahuyentar a los insectos

Cómo alejar insectos molestos

Los insectos de exteriores, tales como los mosquitos y las moscas, pueden afectar nuestras salidas al aire libre incluso en temporadas frías, como el otoño y el invierno. Por ello, aquí te contamos algunos trucos sencillos y naturales para ahuyentar y evitar todo tipo de insectos.

Trucos para ahuyentar insectos

  • Un truco sumamente sencillo para prevenir picaduras de mosquitos, de abejas, avispas y otros, es combatirlos con jugo fresco de limón. Si no tenemos insecticida a mano, probaremos frotando sobre nuestras piernas, brazos, rostro y toda la piel que quede expuesta, con jugo de limón exprimido.
  • También podemos colocar trocitos de limón (un poquito aplastados, mejor) en algunos platitos en la mesa, para que su aroma ayude a ahuyentar y evitar a los insectos.
  • Hay hierbas y especias que ayudan a combatir a los insectos en el jardín y dentro de la casa. Una de ellas es la albahaca. Un truco muy sencillo es colocar esta hierba fresca en platitos, o bien plantar albahaca en macetas y dejarlas cerca de la zona donde generalmente nos ubicamos en el jardín. La lavanda es otro buen aliado en el combate. Sus aromas ahuyentan a los insectos voladores, y nos permiten disfrutar más del exterior sin picaduras ni molestias.
  • El laurel es ideal para ahuyentar a las moscas. Podemos colocar laurel machacado en platos, o bien incinerar un puñado de hojas de laurel para que este humo las repela. El aceite esencial de laurel puede ser un gran aliado, usando un hornillo para que el aroma se extienda por la zona donde estemos.
  • Algunas flores como la lavanda y el jazmín son buenos, colocándolos en platos, ya sea la flor entera o separando sus pétalos (o desmenuzándolas), para que el aroma ahuyente a los insectos.
  • Un truco es hervir una cebolla, dejarla enfriar, y frotar con ella o pintar con el líquido de cocción, los focos y lámparas del lugar, para eliminar a los insectos voladores.
  • Si la picadura ya ocurrió y nos molesta o duele, podemos combatirla sencillamente. Para picaduras de avispas, nada mejor que colocar un poco de barro y dejarlo secar para calmar el dolor. Si la picadura es de abeja, no hay que aplicar barro (ya que la temperatura que se genera ayuda a esparcir la toxina) ni hielo (porque la presión hará que el aguijón se clave más profundamente). En su lugar, intentaremos retirar el aguijón con pinzas y dejar correr agua fría en la zona.
  • Para picaduras de mosquitos o tábanos, colocaremos una gotita de yodo directamente sobre la zona. Esto ayudará a desinflamar el área y a eliminar el dolor en pocos segundos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo ahuyentar a los insectos, te sugerimos que visites nuestra sección Familia y relaciones.

Esta nota te fue útil?

14 valoraciones. El 79% dice que es útil.