Cómo Subir el Ánimo

Actitud para Subir el Estado de Ánimo

La vida a menudo se pone difícil, solitaria, llena de obstáculos y pareciera sumergirnos en un pozo triste. Necesitamos algo que nos suba el ánimo, y rápido. Pero no podemos confiarnos en el destino o en las personas solamente: la respuesta y la ayuda, por lo general, no llegará de la mano de alguien mágico, sino que debemos ir a buscarlas nosotros mismos.

Es todo una cuestión de actitud: si realmente quieres salir de ese pozo, es momento de actuar, y de hacerlo ya mismo sin pensar demasiado las cosas.

Ideas para subir nuestro ánimo

Debemos ayudarnos a subir el ánimo, a mejorar el humor, y a volver a ver los colores con más energía que nunca. Para eso, nada mejor que hacer lo que más nos gusta.

Recuerda que es eso que te encanta hacer, que te hace sentir muy bien, y sin pensarlo, hazlo. Si para ti bailar a los saltos por la sala y el comedor te entretiene, pues hazlo. Cierra las ventanas, apaga el celular, pon música y baila, como dice el dicho, "como si nadie te estuviera mirando".

Si cocinar te libera, pues haz una fuentada de alimentos. Seguramente alguien los recibirá gustoso, ya sea un amigo o una entidad de caridad, o guárdala en el freezer para otros momentos donde no haya tiempo o ganas de cocinar.

Si te gusta hacer viajes y eso es lo que te sube el ánimo, pero no puedes ausentarte del trabajo, o no tienes los ahorros suficientes, entonces improvisa: pasa una noche en un hotel de tu ciudad, y aprovecha todos sus servicios. Lo importante es hacerlo, de la manera en la que puedas, o tómate el bus al lugar mas cercano que sea vistoso, para pasear y dar unas vueltas aunque sea, con tal de subir el ánimo y salir del hastío del encierro y del aburrimiento.

Reír alarga la vida, mejora el aspecto, y sencillamente es fenomenal. Alquila una película que ya sabes que te da risa, o busca videos chistosos en Internet. Oblígate a reír; si es necesario, ríe a propósito y sin ganas al principio, una vez que comiences, no vas a querer parar de hacerlo.

Elimina a la gente tóxica y a las situaciones estresantes o tristes de tu vida, por tanto tiempo como puedas. De nada te sirve rodearte con quienes te tiran hacia abajo, cuando lo que necesitas es subir el ánimo. Si no puedes eliminar a estas personas o a estas situaciones de tu vida por completo, al menos bloquéalas durante unos días, mientras recobras fuerzas.

Haz una rutina de belleza por completo de tu cuerpo y de tu hogar. Limpiar la casa es una tarea agotadora que obliga a dirigir la energía y la atención hacia la escoba y la aspiradora, en lugar de trasladarla hacia los problemas. Cuando termines, toma una larga ducha caliente, aféitate, depílate, péinate de un modo especial, maquíllate, ponte perfume y vístete con un atuendo que te haga sentir especial. Después, toma una copa de vino admirando lo linda que se ve la casa. Vas a ver cómo te reconforta ver el fruto de tus esfuerzos.

Finalmente, el mayor de los consejos para subir el ánimo es que tienes que decidirte y querer estar mejor, desearlo, y ponerte manos a la obra. Si comienzas a pensar en eso que te puso mal, golpéate en la pierna o en la mano. Hazlo cada vez que esto suceda, y vas a asociar esta situación con el dolor físico. Pídele a tus amigos que te reten cada vez que menciones a esa persona o a esa situación, para que no tengas posibilidad de decirla y bloquearla de tu mente.

En poco tiempo, verás cómo tu ánimo estará más arriba, las nubes comenzarán a abrirse y detrás de ellas aparecerá un cielo más celeste de lo que recordabas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Subir el Ánimo, te sugerimos que visites nuestra sección Familia y relaciones.

Esta nota te fue útil?

71 valoraciones. El 93% dice que es útil.