Cómo Tratar a Personas Malhumoradas

Cómo Enfrentar el Malhumor de la Gente

A diario nos enfrentamos a personas malhumoradas, cuya personalidad resulta una constante de malas vibraciones, apatía, enojo y frustración. Es que hay gente que en verdad está atravesando un mal momento o un mal día, pero hay otras que, simplemente, no logran hallar lo bueno en lo malo, ni la satisfacción en las cosas simples, y se dejan abatir muy fácilmente.

Estas personas no tienen un pasar demasiado apreciable. Su constante malhumor es un círculo vicioso, que les impide cada vez más apreciar la belleza y la paz de las cosas. Por eso, no debemos enojarnos con ellos, ni tampoco evitar el contacto, en especial cuando se trata de familiares o amigos a quienes la vida les ha llevado por ese camino. Pero tampoco, y bajo ningún punto de vista, debemos dejarnos absorber en su mal humor.

Cómo tratar con personas malhumoradas

La tarea no es para nada sencilla. Es muy fácil enfocarnos en todo lo malo que nos rodea, y lo verdaderamente difícil es estar en una mala situación y no dejarnos abatir por ello. Por eso, cuando estés en un mal día, quizás puedas minimizar tu contacto con estas personas malhumoradas, pero en las demás situaciones y circunstancias, tan sólo debes tener un poco de cuidado y prestar atención.

Ante todo, hay que tener en cuenta que esa persona puede tener un mal día. Intenta hacer caso omiso a lo dicho, y no te dejes abatir. Si recibes constantemente comentarios negativos, trata de tomarlos con pinzas. Claro, tampoco puedes pasar la vida sin prestar demasiada atención.

Al intentar animar a la persona malhumorada con comentarios agradables, a veces esto funciona bien, pero otras veces es simplemente inútil. Si ese es el caso del momento, y ves que tus apreciaciones positivas no logran animar, o frenar a esa persona malhumorada, simplemente dilas para ti mismo.

Ante un comentario negativo, piensa en algo agradable, o has el ejercicio de buscar lo bueno a esa situación desagradable. Cualquier idea será útil en esta tarea de no dejarte absorber por lo negativo.

Por ejemplo, supongamos que una persona malhumorada llega a la oficina quejándose de todo un poco. Intentas animarlo, pero nada resulta, y luego te dice que por la mañana tuvo un pinchazo en la rueda del auto. Esta situación es desagradable, sin duda, pero en tu afán de animarte, piensa para tus adentros que eso pudo haberle pasado en otra situación, que al menos no ha habido heridos, o en casos extremos: que tiene un buen auto, y un pinchazo no empeora su vida ni su vehículo.

Estas pequeñas ideas autoimpuestas pueden hacer la diferencia a la hora de lidiar con personas malhumoradas, y no dejarte llevar por lo negativo. ¡Te animamos a que lo pongas en práctica a todo momento!.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Tratar a Personas Malhumoradas, te sugerimos que visites nuestra sección Familia y relaciones.

Esta nota te fue útil?

48 valoraciones. El 88% dice que es útil.