Cómo Superar una Traición

Consejos para superar la traición

Esa persona en la que confiábamos tanto, a la que contábamos nuestros secretos y pensamientos, quizás a la que dábamos todo nuestro amor, nos ha traicionado. El mundo se ve mucho más sombrío y lúgubre que ayer, y casi como si nos costase respirar. Pero debes hacerlo, para seguir adelante y superar este trago amargo que la vida ha puesto en tu camino.

Cuando hablamos de traición inevitablemente hablamos de dolor. Puede ser alguien divulgando nuestro más pérfido y oscuro secreto, puede ser nuestra persona amada huyendo en otros brazos que no son los nuestros. Puede ser, incluso, adrede o no intencional: hay quien traiciona por lo que sólo puede considerarse como estupidez, y no tener en ello ni una gota de maldad.

Por otro lado, la maldad no es lo que hace al que traiciona, sino la necesidad. La de tener nuevos gustos, la de contar curiosidades que lo hagan ver como informado de todo, la de elevar su orgullo por haberse sentido abandonado, dejado de lado, incluso sin motivo.

Pero debes recordar, ante todo, que quien traiciona es también un ser humano, con todo y sus defectos y virtudes. El orgullo, la avaricia, el egoísmo y otros tantos son meras cualidades de la humanidad, y debes recordarlo pues es parte importante del camino a superar la traición: esa persona especial, diferente a todos, casi mágica a tus ojos, hoy ha demostrado ser sólo uno más del resto de los seres humanos, incluyendo en ello su derecho a equivocarse.

Superando una traición

  • No hay una fórmula mágica para superar una traición, sino que hay caminos para lograrlo. Cada quien elige y, de hecho, construye su propio camino, a partir de lo que lleva en la mente y en el corazón, del tipo de traición, del daño realizado y de las secuelas desprendidas de esta traición.
  • Como en cualquier caída: lo más importante es primero levantarse e intentar conseguir la estabilidad. No te tumbes a llorar en la cama ni te encierres en tu casa a insultarlo desde lejos, esto no te servirá de nada, y además dejará un aura oscura y triste en tu casa. De preferencia, sal a la calle, encuéntrate con amigas, con un terapeuta, con un perro o con un árbol para contarle lo que sucedió.
    Nunca lo escondas ni lo niegues (tampoco se trata de que lo cuentes a viva voz), alguien o algo debe ser tu nuevo confesor, si es que lo has perdido, para poder sacar esa energía oscura de dentro de tu mente y cuerpo.
  • Ya habiendo hablado de ello, ¡sal a la vida!. Aprende nuevas cosas, actividades, ve a conciertos, sal a tomar café, pasea por un centro comercial, o ve a una presentación de arte callejero. Estas cosas colmarán tu mente de nuevos pensamientos, imágenes y recuerdos, y la mantendrán lo suficientemente ocupada como para poder descansar del dolor durante el día. A la noche, renta una película, lee un libro, reúnete con otras personas, cocina y haz las cosas que te ocupan las manos y la mente.
  • Con el tiempo, el no pensar en la traición se hará casi una saludable costumbre, un alivio necesario, y la cura llegará más pronto, hacia un mejor mañana, lleno de nuevas posibilidades y aventuras por vivir y descubrir.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Superar una Traición, te sugerimos que visites nuestra sección Familia y relaciones.

Esta nota te fue útil?

218 valoraciones. El 88% dice que es útil.