Cómo ser un buen anfitrión

Ideas para ser anfitrión y poder disfrutar del encuentro

Si vas a recibir un grupo de amigos en casa, prepárate de forma de que tus invitados tengan deseos de volver, haciéndolos sentir cómodos, en familia, en una noche amena, divertida y sin estrés. Al ser anfitrión debes cuidar todos los detalles, y así mostrar tu amabilidad, buena disposición y capacidad de relacionarte con todos. A su vez, no debes perder la naturalidad, ya que de esta forma estarías perdiendo la posibilidad de disfrutar tu mismo del encuentro.

Cómo ser un buen anfitrión

  • Hay que derribar el preconcepto de que quien es anfitrión, solo debe estar para que los demás estén bien. Si bien esto es cierto, también el anfitrión debe cuidar de sí y pasarlo bien, sino el esfuerzo poco habrá valido.
  • Antes de que lleguen los invitados, debes tener planificado a grandes rasgos cuántas personas vendrán. De esta forma podrás planificar no solo la cantidad de comida y bebida que debes tener, sino planificar también el espacio en donde estarán ubicados.
  • Un lindo gesto de un buen anfitrión, es el de colocar en tu casa y en un lugar visible, aquellos objetos o recuerdos que asocies con los invitados, o que alguno de ellos te haya regalado. De esta forma se sentirán más acogidos. Lo mismo con la ropa y accesorios que utilices. Puedes ponerte el collar que la amiga que va a venir, te regaló para tu cumpleaños.
  • Asegúrate de tener el toilette equipado y en buenas condiciones.
  • Cuando empieces a recibir a los invitados, ubícalos de forma que estén cómodos, y ofréceles una bebida para comenzar. Si la cena aun no está lista, puedes servir una picada para ir haciendo boca y romper el hielo.
  • Cuida que los invitados siempre estén servidos, y la bebida en la temperatura deseada. Busca que haya afinidad entre los invitados que no se conozcan, presentándolos e iniciando una conversación para que ellos puedan entrar en confianza.
  • Como anfitrión tienes que evitar que salgan temas conflictivos, que produzcan roces entre los invitados. Si ves que esto sucede, puedes derivar la conversación hacia otro lado. Se recomienda que los temas de conversación sean distendidos, alegres y que diviertan a todos.
  • Intenta mantener libre de servilletas sucias y colillas las mesas y el piso, para dar un buen aspecto.
  • En cuanto a los fumadores, el anfitrión establece con los demás si podrán fumar dentro del lugar o lo tendrán que hacer afuera. Si acuerdan que se fume dentro, intenta que lo hagan cerca de una ventana abierta para tratar de molestar lo menos posible al resto de los invitados.
  • En resumen y como principal premisa, busca que tus invitados estén cómodos, distendidos y divertidos, y sin duda, que tu también lo estés.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo ser un buen anfitrión, te sugerimos que visites nuestra sección Familia y relaciones.

Esta nota te fue útil?

26 valoraciones. El 92% dice que es útil.