Cómo Mejorar Nuestro Estado de ánimo

Cómo Mejorar el ánimo y Sentirse Mejor

Hay momentos en los que sentimos como si una nube pesada se hubiese posado sobre nosotros. Como ocurre cuando varía la presión atmosférica, cuando estamos desvigorizados y faltos de energía nos sentimos pesados, casi como si estuviésemos arrastrando detrás nuestro una pesada roca.

Aquí no se trata de creer en brujerías, magias, vudú ni tiradas del tarot. Simplemente, nos referimos con "energías" a las propias, al estado de ánimo, el cual podemos mejorar o empeorar a gusto: bien podríamos focalizarnos en todo lo negativo (nuestra vida, nuestro trabajo, la situación económica, las enfermedades, ¡tantos asuntos!), y eso seguramente nos llevará a adoptar un estado mental negativo, y no hallaremos la comodidad dentro de nuestra propia piel.

De igual forma, podemos mejorar nuestro estado de ánimo a gusto, haciendo justamente lo contrario: focalizándonos en los aspectos positivos. Sí, hay crisis económica mundial, pero podríamos estar peor. Sí, hay enfermedades en el mundo: pero seguimos vivos para verlo. Hay que recordar que, así como siempre se podría estar mejor, también es cierto que podríamos estar peor.

Ideas para mejorar el ánimo

Para mejorar tus energías, lo primero que necesitas es tener las ganas suficientes. Si en verdad quieres sentirte mejor, entonces ya habrás dado el primer gran paso hacia la mejoría espiritual y anímica. Luego, vamos a las técnicas físicas, reales, y palpables. En primer lugar, vamos a prepararnos un rico té, un buen y espumoso mate, o un café recargador.

Luego, aspiradora en mano, vamos a la habitación de la casa en la que pasemos más tiempo, o bien la oficina en la empresa.
Allí hacemos un orden profundo. Tiramos a la basura todo lo que no necesitamos. Guardamos lo que nos sirve, pero no utilizamos a menudo, y ponemos en orden lo que utilizamos cotidianamente. Limpiamos mesas, sillas, paredes, techos y pisos con cuanto producto y utensilio necesitemos, dejaremos este espacio en impecables condiciones. Y luego, seguimos por la siguiente habitación.

Así, limpiaremos placares, cómodas, mesadas, heladera, patio, automóvil, y todo lo que haya a nuestro paso. Quedaremos en verdad agotados y sucios, y eso es parte de la solución. Acompañados de buena música, veremos cómo vamos dando orden a nuestra vida a través del orden de nuestro entorno.

Y luego, le toca el turno a nuestro cuerpo. Una buena ducha, larga, calentita, energética. Frotamos todo nuestro cuerpo haciendo buena espuma, y nos mentalizamos en que esto alejará todas las toxinas (reales y también "sociales") que se han posado en nuestra piel. Lavamos nuestro cabello, como si quisiéramos eliminar los pensamientos negativos con shampoo. Al salir, utilizamos nuestras mejores cremas, productos y perfumes, y nos vestimos bien, con nuestra ropa preferida.

Vas a ver que terminás el día con un aire diferente. Y al día siguiente, cuando veas el resultado de tus acciones, este buen estado de ánimo te va a acompañar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Mejorar Nuestro Estado de ánimo, te sugerimos que visites nuestra sección Familia y relaciones.

Esta nota te fue útil?

51 valoraciones. El 76% dice que es útil.