Cómo ser más tolerante

Cómo ser más comprensivos con los demás

Ser respetuosos con las personas que piensan diferente parece ser un patrón universal que todos los seres humanos debemos seguir. Aunque claro, en varias ocasiones no es tarea fácil.

Antes de ver algunos consejos para ser más tolerantes, es preciso indicar que esto no quiere decir que vamos a dejar de defender nuestros propios pensamientos y opiniones, ni que aceptemos que pasen atrocidades frente a nuestros ojos sin hacer nada al respecto. Sin embargo, ser más comprensivos favorece las relaciones interpersonales porque todos aprecian que se les entiendan sus sentimientos y puntos de vista.

Ejercicios para ser más tolerantes

  • Cuando nos interesamos en los demás y no nos empecinamos en imponer nuestro criterio, nuestra personalidad se hace más firme y nos mostramos más sabios; debemos dejar a un lado las actitudes egoístas y tercas porque no nos conducen a nada.
  • Antes de refutar lo que otro piensa, es imprescindible que contemos hasta diez y analicemos lo que vamos a decir para que no ridiculicemos a los demás (o a nosotros mismos con un argumento estúpido), pues cuando se hiere a alguien es difícil que se olvide.
  • Es necesario que abramos un poco la mente. ¿Cómo hago esto?. Pues sencillo, si el otro comienza a debatir sobre algo que nos parece irracional, tratemos de no ponernos a la defensiva y a prejuzgarlo. No pongamos nosotros la barrera, vamos a permitirnos escuchar.
  • Cuando otra persona esté hablando, hagamos el ejercicio de ponernos en sus zapatos y tratemos de pensar como él, pues muchas veces la otra persona vive una realidad donde las cosas sólo se pueden ver de determinada manera. En caso de que realmente no entiendas algo, no temas en preguntar, pero hazlo respetuosamente.
  • Vamos a ser inteligentes y derrumbemos pensamientos radicales. Nadie tiene la verdad absoluta en sus manos y mucho menos tú.
  • Haz el esfuerzo de conocer otras culturas. Aunque sea a la manera de detective, lee la prensa exterior y libros acerca de diferentes formas de vivir, acércate a aquellos que son bien distintos a ti y no los juzgues, sólo absorbe lo que percibes. Este ejercicio cultivará tu tolerancia. Seamos meros espectadores, como unos reporteros que deben mantener la objetividad. Así, tus prejuicios no se expondrán tanto en las discusiones.
  • Por último, ten confianza en ti mismo. Si eres realmente intolerante, es posible que seas inseguro y muy sensible hacia ciertos temas, precisamente porque te duelen demasiado. Anímate a aceptarte tal y como eres, en la medida en que no nos juzguemos tanto a nosotros mismos, seremos mejores con el prójimo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo ser más tolerante, te sugerimos que visites nuestra sección Familia y relaciones.

Esta nota te fue útil?

289 valoraciones. El 83% dice que es útil.